6 August 2018

El sistema linfático es un sistema interconectado de vasos, espacios y nodos en el cuerpo por los que circula la linfa, un liquido producido a partir de proteínas y otros fluidos.

Este sistema cumple con dos funciones importantes:

  • Depuración, al eliminar del organismo las toxinas y sustancias de deshecho
  • Protección, al modular la respuesta del sistema inmunitario frente a bacterias, virus y otras sustancias extrañas que puedan llegar al interior del organismo.

La primera de estas funciones implica evitar la acumulación de líquidos y la absorción de la grasa y las vitaminas solubles desde el aparato digestivo para transportarlas mediante el sistema circulatorio, del que forma parte.

Por ello el drenaje linfático  se aplica sobre el sistema circulatorio y su objetivo es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido intercelular (espacio entre las células).

De ahí que una de las principales aplicaciones del drenaje linfático sea en casos de retención de líquidos, aunque en la medicina estética también se utiliza en el tratamiento de la celulitis, los problemas de circulación, las piernas cansadas, los procesos de cicatrización, los edemas, etc.

Los beneficios del drenaje linfático en todos estos campos se deben a que:

  • Ayuda a reabsorber los líquidos.
  • Tiene una acción sedante sobre el dolor.
  • Reduce la inflamación.
  • Contribuye a mejorar las defensas del organismo.
  • Produce un efecto de relajación, por lo que se recomienda para situaciones de estrés.

El drenaje linfático es un buen tratamiento para la piel, ya que favorece la circulación de la sangre ayudando a que no se formen cúmulos y arrugas.

Otra de las aplicaciones más importantes del drenaje linfático se centra en los procesos postoperatorios de intervenciones de cirugía estética, como en el caso de liposucción, ya que contribuye a acelerar la curación de los tejidos, evita que se produzcan edemas, reduce la inflamación y el dolor y aumenta la calidad de la cicatriz.

VelaShape III cuenta con rodillos de masaje para el drenaje linfático, con el que puede obtener los beneficios anteriormente mencionados y muchos más gracias a que trabaja en conjunto con las demás tecnologías (absorción, luz infrarroja y radiofrecuencia bipolar).

Tags: